Investigadores estudian más de 30 tipos de fósiles hallados en Zimapán

Crustáceos amonites, peces y dientes de tiburón, parte del material paleontológico hallado

Más de 30 diferentes tipos de fósiles marinos, con 100 millones de años de antigüedad, pertenecientes al periodo cretácico, forman parte del estudio de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Los diversos cuerpos fósiles fueron encontrados en la Cantera Muhi, en el municipio de Zimapán Hidalgo, y son objeto de análisis a cargo de Katia Adriana González Rodríguez, investigadora de la UAEH.

Te sugerimos: Noche de cuentos en Librería Mestiza

En el municipio se encuentran los registros de fauna que vivió en el periodo cretácico hace millones de años, fósiles considerados patrimonio nacional que deben ser conservados y resguardados.

Parte del material de estudio cuenta con una nueva especie descubierta de pez Heckelichthys Preopercularis, los amonites, distintos tipos de crustáceos y crinoideos o lirios de mar.

Diente de tiburón. /Foto: Cortesía

Asimismo, espinas de erizos de mar, dientes de tiburón, coprolitos de diferentes organismos, algunos reptiles como tortugas marinas que no ha podido ser identificadas.

“Cuando nos percatamos de que en ese lugar había una gran variedad de ejemplares fósiles, nos dimos a la tarea de hacer una labor de convencimiento para explicarle a los trabajadores, delegados y autoridades del poblado de San Pedro sobre la importancia de conservar este material”

Katia González Rodríguez.

Se detalló que durante ese periodo el territorio de México estaba cubierto por agua, y solo algunas islas al norte y al este del país, y en el caso de Hidalgo, todo estaba cubierto por el océano.

Mar Tetis es el nombre del ecosistema que corría desde Asia, pasando por Europa y llagaba a América, en una franja parecida al Ecuador; al ser una zona de agua cálida permitió la diversificación de diferentes seres vivos.

La recolección de fósiles ha sido por la colaboración de Sergio e Ignacio Yáñez, María Victoria Labra, familiares y vecinos de la comunidad que se han encargado de rescatar las muestras paleontológicas.