Damnificados de Tula piden certeza en los apoyos económicos

Exigen que se les paguen las afectaciones que sufrieron en sus viviendas





La tarde del lunes, pobladores de Tula que fueron afectados por las inundaciones del lunes 6 y martes 7 de septiembre efectuaron un bloqueo por alrededor de 40 minutos a la altura del puente Metlác, con el objetivo de exigir que se les paguen las afectaciones que sufrieron en sus viviendas.

Durante el lapso que duró el bloqueo, los damnificados impidieron el paso de los vehículos que van del bulevar Tula-Iturbe con dirección al centro, así como los vehículos que viajan con rumbo a San Marcos y se retiraron del lugar porque la lluvia comenzó a caer de manera intensa.

Previo a la caída de la lluvia al lugar del bloqueo arribó el secretario municipal de Tula, Francisco Guzmán Badillo quien se ofreció a escuchar las peticiones de los quejosos y dijo que tanto él como su padre también resultaron afectados por las inundaciones de inicios de septiembre.

Te recomendamos: Tianguis Municipal de Tula nuevamente se inundó

De ahí que el funcionario público manifestó que entiende que las exigencias principales son dos: que se indemnice a los damnificados por sus pérdidas materiales y patrimoniales; y dos, que se garantice que Tula ya no sufrirá inundaciones en un futuro próximo.

Sin certeza en los apoyos

El grupo de alrededor de 150 damnificados que se reunieron inicialmente en el teatro al aire libre de la zona centro de Tula y que después marcharon hasta el puente Metlác en donde hicieron un bloqueo carretero, explicaron que hasta ahora no se les ha dicho cómo serán indemnizados por las pérdidas sufridas durante las inundaciones.

Y es que según explicaron, algunos de los afectados solo han recibidos visitas por partes del personal del Sistema DIF, pero los quejosos consideran que el personal de la dependencia no cuenta con los conocimientos técnicos para determinar si una vivienda tiene alguna afectación estructural o no.

Puedes leer: Tula condonará pagos municipales a damnificados

Es por eso que consideran que el censo de dos mil 200 damnificados que dijo el presidente municipal de Tula, Manuel Hernández Badillo, que tienen, no es acorde a la realidad pues en algunas calles solo se tiene un registro de dos afectados cuando los números rebasan esa realidad.

Cabe mencionar que este martes trabajadores de la Secretaría del Bienestar tienen previsto comenzar un censo a los afectados por las inundaciones para brindarles apoyos por parte del gobierno federal.

Por Joselyn Sánchez