CAASIM Pachuca: de 400 mil tomas de agua, unas 150 mil son irregulares

A diario, son cerca de dos millones de litros de agua los que no se pagan

Solo unas 250 mil tomas de agua, de cerca de 400 mil, están regularizadas y pagan agua, expuso esta tarde el director general de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim), Abraham Rublúo, durante el operativo llevado a cabo para la detección de tomas irregulares en la colonia San Cayetano, en Pachuca, donde una de las acciones más importantes fue el corte de una derivación que proporcionaba agua a  al menos nueve viviendas de una privada sobre la avenida del canal.

Estos operativos se han llevado a cabo de manera constante en varias colonias de la ciudad, acumulando un aproximado de tomas ilegales clausuradas de 47 mil 500 en los últimos dos años.

Agradeció la colaboración de la ciudadanía al reportar estas prácticas que ocasionan la pérdida de unos dos millones de litros de agua diarios que no son pagados por usuarios irregulares.

En el recorrido realizado en compañía de funcionarios de CAASIM, se explicó la manera en la que las personas aprovechan el recurso sin pagarlo y la necesidad de que la práctica termine a fin de mejorar el servicio de distribución.

Puedes leer: Caasim Pachuca: dónde reportar fugas y falta de agua

Puedes leer: CAASIM detecta con mayor frecuencia manipulación de válvulas

Junto con Rafael Gómez, director de Operación Hidráulica, y la directora jurídica Norma Olguín, se realizó el operativo destinado a instar a quienes “roban” el agua a regularizarse y tomar conciencia de que el agua es un recurso vital cuyo consumo debe realizarse de manera responsable.

Apuntó que el manto acuífero que proporciona el líquido a la zona metropolitana de Pachuca, el Cuautitlán – Pachuca, se encuentra en estado de estrés hídrico, y advirtió sobre panoramas más preocupantes por falta de agua en los 14 municipios en los que el recurso es administrado por CAASIM si no se comienza a actuar a favor del cuidado del líquido.

Durante el recorrido también se abordó el caso de una purificadora de agua que, de manera clandestina, sustrajo el recurso y lo vende purificado en un puesto de autoservicio, así como el de una privada más cuyos habitantes no contaban con contratos, salvo una de varias casas, por lo que los cortes se llevaron a cabo predio por predio invitando a los usuarios a regularizarse.

Sin embargo, el funcionario no descartó que algunas personas se reconecten nuevamente de manera ilegal, por lo que, dijo, se da un seguimiento para que las sanciones sean mayores por reincidencia.

En este tenor, señaló que la Comisión se encuentra en pláticas con la Cámara de Diputados a fin de que el robo de agua tenga mayores penalizaciones e incluso se persiga desde el ámbito penal, ya que las multas en la actualidad son de un máximo de cinco mil pesos.

“Es necesario comenzar a darle al agua el valor que merece, que las leyes castiguen su robo como se hace con los hidrocarburos, pues se trata de un recurso de mayor importancia por ser vital”, sentenció.

Mostrar más