Cuautepec, fracaso del gobierno federal

Agujeros Negros



Este año el hidalguense municipio de Cuautepec de Hinojosa que décadas atrás se convirtió en uno de los principales productores de la industria del vestido de tejido de punto, donde proliferaban los talleres que maquilaban a las principales firmas y cadenas de tiendas departamentales contribuyendo de manera importante a la economía regional, hoy está convertido en símbolo del fracaso de la lucha contra la extracción y comercialización ilícita de hidrocarburos del gobierno de la República.

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene que se ganó el combate contra el huachicol, grupos delincuenciales demuestran cotidianamente en diferentes zonas del país e Hidalgo no es la excepción que esta actividad que sirvió de pretexto para justificar el desabasto de combustible y la compra de 500 pipas que nadie tiene bien ubicadas.

El incremento en los precios de las gasolinas por la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) volvió más atractivo el huachicol, tanto que quienes se dedican a ello no tienen el menor empacho en enfrentar a las fuerzas policiales como recién sucedió o bien ajustar cuentas como pasó en pleno centro urbano de la cabecera municipal de Cuautepec de Hinojosa.

Esa zona afectada al caerse el mercado del tejido de punto requiere de una estrategia particular de seguridad del gobierno federal, porque nada ha frenado la extracción ilegal de hidrocarburos, en un rotundo fracaso del gobierno federal que no reconoce que su lucha contra el huachicol fue una cortina de humo para justificar un desabasto provocado por no comprar suficiente combustible para satisfacer el mercado interno.

La repercusión social es grave porque la población de esta municipalidad vive en constante zozobra por la inseguridad derivada de esta actividad que, lejos de disminuir de acuerdo al discurso oficial del gobierno federal, se incrementa ante la impotencia de las autoridades locales que no tienen personal ni recursos para hacer frente a este problema y las fuerzas federales solo aparecen después de algún enfrentamiento como el del lunes.