Buscan que pulque llegue a población joven

Se busca promover el consumo del producto hidalguense





El pulque es una bebida emblemática de México que se remonta a civilizaciones prehispánicas, y era considerado para dioses, hoy en día, en Hidalgo productores y vendedores buscan popularizar esa bebida entre la juventud.

Los Hermanos Flores, de Epazoyucan, son comercializadores de pulque elaborado en Santa Mónica, cuya iniciativa de acercar la bebida a más personas, surge a partir del poco acceso que se tiene en la ciudad.

Durante la búsqueda de pulque para consumo particular, Karla Flores, de Hermanos Flores, descubrió que las pulcatas se encuentran lejanas y son exclusivas para personas mayores, por ello, decidieron comercializarlo a fin de que más personas, principalmente jóvenes, puedan degustar la tradicional bebida.

Te sugerimos: Presentan el libro “La querella por el pulque”

Se busca comercialización del pulque a fin de que más personas, principalmente jóvenes, puedan degustar la tradicional bebida. / Foto: Cortesía

“Nuestro mercado está abierto a jóvenes, porque estamos tratando de integrarlos y desmitificar un producto que por su sabor o aspecto no era tan consumido”

Karla Flores

Durante la pandemia, comunicó, las ventas han sido bajas, sin embargo, se conservan entre el gusto de los clientes, curando pulque con fruta de temporada, como el mamey y fresa, así como con la especialidad de la casa: el pulque de mazapán.

Puntualizó que la producción de pulque en Apan disminuyó por la elaboración de cerveza, ya que en las tierras se retiró la planta de maguey, y es su lugar sembrar cebada.

En Apan está prohibido raspar el maguey, justamente por la escases de la planta, externó. “Al platicar con gente de allá, nos comentan que durante diez años tienen prohibido arrancar maguey, ya que pretende incrementar magueyales.

Producción magueyera en Hidalgo

Emiliano Martínez Cruz y Jesús Overa López, fundadores de la empresa Reyes del maguey, desde 2011 son productores de maguey en Singuilucan y comercializan la planta en varios estados del país.

“Anteriormente Apan era el municipio más grande productor de maguey, pero a raíz de la llegada de empresas cerveceras eso cambió; actualmente nosotros somos proveedores en Tlaxcala, Puebla y pulcatas de México, pero todo proveniente de Hidalgo”.

Emiliano Martínez Cruz

Explicó que en la empresa originaria de Singuilucan se vende la planta de maguey chica a raíz desnuda, de 20 a 40 centímetros, parámetro solicitado por gobierno, con un costo de cuatro a siete mil pesos.

Martínez Cruz consideró el 2020 como un año productivo para la adquisición de la planta, lapso en el que concretó ventas superiores a las 100 mil, sin embargo, en lo que va del año la comercialización a disminuido, conservando en almacén un millón de plantas de maguey.

Tradición hidalguense

Javier Zavala Ramírez, presidente de la Asociación de Bares y Cantinas de la Zona Metropolitana de Pachuca, señaló que la tradición pulquera viene de muchas generaciones atrás.

“La mayoría de las cantinas que tenemos hoy en día en el centro de la ciudad son producto de la evolución, la mayoría de ellas iniciaron como pulquerías”.

Manifestó que alrededor de 80 pulquerías existieron en la zona centro de Pachuca, por el auge durante el periodo de la minería en Hidalgo.

Singuilucan, principal productor de maguey y pulque Foto: Cortesía

“Al ir desapareciendo esa actividad y por la competencia que se dio con la cerveza, se fue perdiendo esta bonita tradición de la región; no obstante, el pulque aún se puede encontrar en el Mercado Primero de Mayo, con personas que lo venden en tinajas”, dijo.

En ese tenor, Zavala Ramírez indicó que actualmente se realiza un esfuerzo por dar impulso con el sector turístico en Hidalgo, con la implementación de “La ruta del pulque”.

“Se pretende fomentar el consumo de este producto tradicional; estamos convencidos que se le puede dar un nuevo empuje como con las industrias del tequila y el mezcal, ejemplos fehacientes de que productos considerados de clases bajas puede convertirse en algo gourmet”.

Javier Zavala Ramírez

De esta manera, a través de espacios como la Catrina de Versalles, Hermanos Flores y Reyes del Maguey fomentan una actividad ancestral e impulsan el consumo de una bebida orgullosamente mexicana.