Sobreviviente de la inundación de 1999 en Tulancingo, su mirada a 22 años

La icónica foto de la lancha





La escena de la lancha rescatando a una familia de la inundación de octubre de 1999 en el municipio de Tulancingo, es una de las imágenes que sin duda ha quedado más grabada en la memoria de los habitantes, y de la cual se cumplieron 22 años en esta semana.

Hoy, después de más de dos décadas, uno de los sobrevivientes describe a La Jornada Hidalgo esa icónica foto en la que aparece con su esposa e hijas de 4 y 1 año de edad, luego de que el agua inundara su domicilio derivado de una onda tropical que se formó en el Golfo de México, el 4 y 5 de octubre.

“Nosotros vivíamos en aquel entonces en la colonia El Cerezo, exactamente de donde estaba la Ford, tenía a mis hijas muy pequeñas, vivía con mi esposa»,

comienza a narrar Jorge Sánchez.

“Desafortunadamente mi cuñada y sus dos hijas vivían en la colonia Esmeralda, pues todavía en la noche fui por ellas, las lleve a la casa pensando que ahí no iba a pasar nada, cuál fue mi sorpresa que a las diez de la mañana ya estaba desbordándose todo eso, ya no podíamos salir”,

recuerda.

Te recomendamos: Tula ¿por qué se inundó y qué hacer para evitarlo? Expertos responden

Un amigo ayudó a la familia Sánchez

“Todo ese día estuvo muy difícil, la noche peor, yo creo el agua subió 3 o 4 metros ahí. Varios amigos intentaron meter tráileres, trascabos pero no hubo forma, los bomberos no tenían lanchas de motor”.

Jorge tenía un amigo, Harry González, quien los ayudó a salir de su casa, “él tenía una lancha de motor y la metió, se arriesgó porque además había muchas construcciones que no se veían, precisamente porque el agua estaba demasiado alta”.

“La parte de debajo de mi casa era una bodega, tenía cuatro metros y nosotros de la azotea nos brincamos a la lancha que se estacionó arriba de una camioneta que tenía yo parada afuera, de ahí nos hicieron favor de llevarnos a la orilla”.

Veo la foto y agradezco el estar vivo

“¿Qué siento de ver esa foto?, pues que gracias a Dios estamos vivos y somos sobrevivientes de esa inundación aquí en Tulancingo, veo la foto y agradezco el estar vivo”,

responde Jorge.

“Todo pasa por algo y afortunadamente a raíz de eso corrigieron el río y ya no hubo problema, hasta la fecha creo que no se ha vuelto a inundar esa zona de ahí, pero sí estuvo muy grave”.

“Recuerdo que la Ford estaba hecha pedazos, se llevó varios carros y yo pude regresar a mi casa pasado un mes y medio. Mi familia se tuvo que ir a Cuernavaca porque no estaban las condiciones salubres aquí en Tulancingo en ese entonces”.

Las dos menores que iban a bordo de la lancha ahora son dedicadas profesionistas, una es licenciada en psicología administrativa y la otra en terapia física, cuenta orgulloso el señor Jorge Sánchez, quien sigue viviendo en Tulancingo, su ciudad natal.

Tula aviva recuerdo de inundación en Tulancingo

La reciente inundación en Tula avivó el recuerdo de los estragos en Tulancingo en 1999 -considerada de las peores afectaciones- “Lo de Tula yo lo vi, es algo que hasta la fecha cuando veo ese tipo de inundaciones no se me olvida lo que vivimos aquí”.

“El mensaje que le puedo enviar a la gente de Tula es que no se desesperen, sí duele, pero van a salir adelante, la gente de Hidalgo sabemos salir adelante porque somos gente de trabajo”,

asegura.

“En ese entonces yo perdí mucho dinero, más de 1 millón de pesos en equipos que tenía almacenados en la parte de abajo. Sin embargo agradecer a Dios que están vivos, son golpes que da la vida”.

“Ojalá las autoridades de Tula tomen acción porque yo creo que las cosas se pueden prevenir, a raíz de la inundación en Tulancingo hicieron los drenes y hasta la fecha y gracias a Dios no se ha vuelto a inundar. Tuvimos otra pequeña inundación después que pegó en la colonia Estrella pero no tan grave como la del aquel entonces”.

“Ojalá en Tula puedan hacer un dren parecido al que tienen aquí, porque Tula recibe todo el desecho de agua del Estado de México, y mientras no metan las manos que hagan las cosas bien como lo hicieron aquí en Tulancingo, yo creo que les puede volver a pasar”,

opina.