Los acuerdos entre el PRI y Gerardo Sosa

Punto por Punto

El regreso del ex gobernador Francisco Olvera a la escena política, marcó el reinicio de los acuerdos entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Clan Universidad (CU) de Gerardo Sosa Castelán, que buscan materializar en las urnas el próximo 2 de junio y con ello, encaminar la ruta para pelear el poder a la jefatura política del estado en los próximos cuatro años, o al menos esa es su estrategia.

En esta columna revelamos desde hace varias semanas, que los viejos conocidos en épocas universitarias, se reencontraron para hacer un entramado en contra de Morena y del actual grupo en el poder, mismo que se fortaleció una vez que se decidieron las candidaturas de la 4T y se dejó fuera de la alianza “Seguiremos Haciendo Historia” al Partido del Trabajo (PT), membresía que ostentan los sosistas.

Del lado priista, las negociaciones son encabezadas por el ex gobernador Olvera Ruiz, el cronista del estado y ex rector de la Universidad Autónoma del estado (UAEH) Juan Manuel Menes Llaguno, además de Carlos García, ex subsecretario de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud y hermano del ex alcalde de Pachuca Eleazar García Sánchez, recientemente detenido por el delito de peculado y quien sería el candidato suplente del ex mandatario, pero su aseguramiento cambió el plan.

Puedes leer: La sombra de Francisco Olvera y el Sistema de Radio y Televisión de Hidalgo

Por el clan universitario, Gerardo Sosa, desde su residencia en Valle de San Javier, gira las instrucciones a su hermano Damián Sosa y a los ex rectores Humberto Veras Godoy y Adolfo Pontigo Loyola, ambos candidatos a la presidencia y diputación local.

El acuerdo tiene una vigencia trazada en diferentes plazos, el primero e inmediato, es movilizar las estructuras universitarias para apoyar las candidaturas de Francisco Olvera en Pachuca y en Mineral de la Reforma con Monserrat Hernández, y a cambio los priistas irían con Adolfo Pontigo en Pachuca; Salvador Sosa en Tulancingo; Nohemí Zitle en Tepeji del Río; Isabel Alfaro en Tulancingo y Fortunato González en Huejutla.

De acuerdo con las versiones obtenidas, el pacto fue avalado por la secretaria General del PRI y aspirante al Senado Carolina Viggiano Austria, quien diseñó la segunda ruta del acuerdo, que sería obtener los espacios suficientes en la próxima legislatura local para impulsar las reformas a la Ley Electoral del estado y modificar de 2 a 6 años el próximo periodo de gobierno que estaría establecido para una mujer.

Además, también se contempla generar las condiciones para que se tenga una consulta de revocación de mandato en el 2025 con la intención de desestabilizar a la jefatura política que estaría llegando a la mitad de su administración.

Pero no es lo único, pues en la mesa del acuerdo se puso la necesidad de impulsar un mayor presupuesto a la UAEH, principal bastión de financiamiento y fuerza del Clan Sosa, que en este año vio reducidas sus participaciones con el menor incremento de los 14 años, lo que redujo su margen de maniobra.

El problema para materializar su acuerdo, es que las estructuras de ambos están desgastadas y la escasa credibilidad que arrastran, aleja sus posibilidades de materializar algún triunfo de los 8 que buscan, además de que en las encuestas aparecen alejados de los punteros.

De mi tintero… Nuevas denuncias apuntan al ayuntamiento capitalino, todo indica que un conflicto de intereses entre particulares estaría por aumentar la cuota de procesos en contra de las autoridades que habrían estado confabuladas con el ex oficial Mayor del Gobierno Estatal actualmente preso, Martiniano V.O., … Y mientras se ocupa en violar la ley y los derechos de los trabajadores, la Fiscal Anticorrupción Alicia Medina, pierde de vista su verdadero trabajo y un mal procedimiento estaría dándole puntos a favor a la defensa del ex director de Radio y Televisión de Hidalgo Sergio Islas, acusado de simulación de operaciones financieras con repercusión fiscal y daño patrimonial al erario.

Mostrar más
Mira también
Cerrar