Las verdades de Carolina

Balcón político

Carolina Viggiano habló fuerte, claro y prolongado respecto a los asuntos que aquejan a su partido y a su juicio, cuáles son las razones que mantienen debilitado al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la urgencia de recuperar lo perdido, de la sobrevivencia del tricolor en un escenario adverso, que domina ampliamente Morena, en la nación y en Hidalgo. 

Pero, también señaló a quienes traicionaron el proyecto del PRI para mantenerse en el poder, en las elecciones del pasado 5 de junio: Omar Fayad y sus más cercanos colaboradores, entre ellos el alcalde de Mineral de la Reforma, Israel Félix Soto, Simón Vargas Aguilar, ex secretario de gobierno, entre otros funcionarios y políticos de menor nivel. 

Dice que, en su campaña, el mismo gobierno le puso obstáculos, fue vigilada todo el tiempo y, por ejemplo, en la elección del comité municipal del PRI en su natal Tepehuacán de Guerrero, “me pusieron otra planilla ¡de Morena!, para perder en mi propio pueblo”. 

Te recomendamos: Carolina Viggiano pagó 2.6 mdp a «Bronco» para su cierre de campaña

La mañana de ayer, se reunió con un grupo de priistas que han transitado tanto en la a administración pública como en cargos de elección popular. Esos que Prisciliano Gutiérrez, denominó como un grupo de “desayunadores profesionales”, pero que sus malquerientes definen peyorativamente como “el cascajo” del PRI. 

De las traiciones y obstáculos a la campaña electoral de Carolina Viggiano, las especulaciones se cuentan un día sí y otro también, pero cuando la propia excandidata lo confirma, entonces el asunto se torna grave y confirma la severa fractura que han provocado tanto Omar Fayad Meneses como la propia dirigencia nacional del PRI. 

Sigue leyendo: Voto electrónico, la opción contra la reforma electoral 

El escenario de derrota para el PRI se comenzó a prefigurar desde que Francisco Olvera fue candidato del PRI al gobierno de Hidalgo y a punto estuvo de perder con Xóchitl Gálvez; luego Omar Fayad y tuvo como contrincante al cantante Francisco Xavier Berganza, quien sólo con conciertos placeros, sin más recursos, logró alrededor de 300 mil votos. 

La debacle vino este año, pero atribuible al propio PRI y al denominado “primer priista” quien no soportó haber perdido la candidatura para su alfil y desde entonces comenzó la acometida contra la propia abanderada de su partido. 

Mostrar más