El mito de la unidad de Morena en Huejutla

Testigo protegido

Empecemos por definir lo que es un mito, el diccionario lo describe como: Historia fabulosa de tradición oral que explica, por medio de la narración, las acciones de seres que encarnan de forma simbólica fuerzas de la naturaleza, aspectos de la condición humana, etc.; se aplica especialmente a la que narra las acciones de los dioses o héroes de la antigüedad.

Para muchos la tan anhelada unidad data de los tiempos del priiato, que a pesar de que había más control político en menos en la Huasteca a lo largo de la historia electoral hubo quienes solo simulaban ayudar, mientras que otros hacía pública su salida en ese partido político. Algo similar ocurre en Morena. Veamos.

La lógica dice que no porque cuatro de los muchos inscritos para lograr la candidatura de Morena a la alcaldía de Huejutla, es sabido que tienen antecedentes de no ser leales, es decir, traicionan al que no sirva a sus objetivos, además, todos tienen un perfil natural hacia la ambición por el poder político y económico.

Te recomendamos: El Movimiento Naranja ¿realmente se mueve?

Considerando lo que es un secreto a voces en Huejutla y toda la región, seguro es que habrán de encabezar grupitos para dividir y tratar de chantajear al que llegará a ser nominado, aparentando solidaridad y unión solamente, pero en el fondo habrán de hacer lo que hicieron en el PRI, PAN, PRD, PESH, PVEM, MC y otros partidos que les sirvieron de pasarela.

Es lógico que a esta alturas y sabiendo que de ganar podrían manejar 500 millones de pesos al año, no querrán compartir porque eso les asegura su futuro y el de varias de sus generaciones, porque casualmente todos conocen las mieles del poder y lo que esto representa en los bolsillos.

De los ideales ni hablar, carecen de ellos y eso es precisamente lo que parece presumir que el barco llamado Morena podría no zarpar del puerto, y si acaso llegara a hacerlo, pudiera hundirse por ese inmenso lastre (llamémosle basura política) que carga en su cubierta y sus bodegas.

Puedes leer: Ocurrencias de Daniel, Alfredo y Raúl

Así que se habrá de esperar la definición paras saber el rumbo que tomará esa nave, que aparenta ser un Titanic pero que esta tan vulnerable como una la balsa ante el iceberg que es la inconformidad de los morenistas de cepa, quienes no han hecho mucho y son desplazados de manera gradual hasta ya ni siquiera ser tomados en cuenta.

Algunos ya retan a las apuestas de quien saldrá como abanderado, otros si realmente van a respetar los acuerdos si no llegan a ser ungidos con la candidatura morenista, que seguro creen que si llegan tendrán un paso en la Presidencia Municipal.

Mientras tanto algunos de los inscritos están nerviosos porque pidieron boleto, pero ese no quiere decir que les alcance para comprar y puede ser bajado del barco en cualquier momento. Hasta ahora no hay descalificación pública entre los aspirantes, pero eso no quiere decir que no se opere en contra de los adversarios. En poco tiempo lo sabremos.

Por Iñaki Fernández

Mostrar más