No conectó la consulta

Historias que contar



En los días previos a la consulta popular para decidir si se enjuiciaba a expresidentes de la República por pretendidos malos manejos, se advirtió desinterés de ciudadanos por participar.

Esto se corroboró el pasado domingo, tranquilo, en que las casillas tuvieron poca movilidad, advertible tras rápido recorrido.

Pretendidamente, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional Electoral (INE), no se excedió el 8% de quienes asistieron a las urnas, más sí, contundente aceptación de quienes depositaron boletas en favor de que se actuara contra los ex mandatarios.

De estos, uno abiertamente, Vicente Fox, se pronunció: “Día histórico, la más baja votación de todos los tiempos”; Felipe Calderón, a su vez, fue como más “informativo”: “Fracasó la consulta popular: solo participó entre 7 y 7.74%, según conteo del INE”.

Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto guardaron silencio.

D éste último, en reciente número, la revista ¡HOLA!, publicó una foto en donde aparece con su novia, Tania Ruiz, en amoroso abrazo. Ella lo felicitó por cumplir 55 años el pasado 20 de Julio. De política o la consulta, nada.

El lunes, en conferencia mañanera, se esperaban opiniones de Andrés Manuel López Obrador. Sucedió, a pregunta de una comunicadora.

El Presidente dijo que se respetaba la voluntad ciudadana, y que esto era signo de una real democracia.

Recordó que en marzo del próximo año habrá un ejercicio semejante en favor o en contra de su revocación como mandatario, sin variar en sus expresiones de tono conciliatorio, de buen talante.

Lo que fue la consulta quedará en la historia, sin que pudiera significar, así se consideró como ejercicio, que afectara intenciones de la llamada 4T.

Por la gubernatura

Nada sutilmente se está ingresando a la carrera por la gubernatura del estado. Un día especial fue el miércoles pasado, cuando en La Jornada de Hidalgo aparecieron tres de los pretendidos contendientes: Julio Menchaca, Abraham Mendoza y Nuvia Mayorga.

Los dos primeros fueron captados cuando jovialmente charlaban en conocido restaurante de Pachuca.

Que se conozca no hicieron declaraciones, pero implícitamente se entendió que los dos, Mendoza, delegado de Bienestar, y Menchaca, senador, eran punta de lanza, ambos, por Morena, como aspirantes a suceder al mandatario Omar Fayad.

El año pasado, primeros días de diciembre, se charló con Menchaca. Precisó que a sus 61 años gozaba de plena salud.

Fue plática de reminiscencias, y lo único, textuales sus comentarios, “No soy de obsesiones”, y “…sin dejar de señalar que no ha marcado límites en su porvenir”.

Ni siquiera insinuó  que pretendería ser candidato en el 22 a la gubernatura estatal.

Ese mismo día, miércoles reciente, aparecieron en La Jornada de Hidalgo puntos de vista de Nuvia Mayorga, también senadora y priista desde 2007.

Adelantó que estaba interesada en buscar la nominación.

Señaló:

“Me apunto para poder contender por la gubernatura de mi estado para seguir viendo por el desarrollo de mi entidad y de los hidalguenses, pero esperaré a los tiempos que se decida si será hombre o mujer, quien presida la candidatura”.

Igualmente, ante la pregunta de que se avizora que la oposición ha ganado terreno en el contexto hidalguense, analizó que si bien no sería una contienda fácil, al ciudadano le interesa la persona y el perfil postulado, por lo que se dijo confiada en que su presencia en la justa electoral sea una opción con experiencia y trabajo.

En ese ámbito, no se puede olvidar que en el 22 se elegirán gobernadores en seis estados y que los partidos deberán ajustarse a la paridad de género.

Habrá que esperar quienes más se apuntan. Que los habrá.