La reforma judicial que se avecina

En Contra del Mar

A una semana de una elección sin precedentes, es un hecho que MORENA tendrá un amplio control del Congreso Federal que permitirá al Ejecutivo saliente y entrante un gran margen de maniobra para seguir consolidando el proyecto 4teísta.

Desde los primeros días la preocupación y atención se centró en la, inminente reforma judicial federal que AMLO venía anunciando desde hace varios meses y que más que apuntar a un cambio que ponga al centro la ciudadanía y la Constitución; parece más una venganza porque el Poder Judicial Federal ha realizado, en algunas ocasiones, su función de contrapeso.

Parece que el presidente quiere cerrar su mandato con esa reforma, Sheinbaum no estaba tan segura, al punto que se ha prometido que para realizar está iniciativa se hará un ejercicio de parlamento abierto y escuchar a todas las voces. Uff…

Puedes leer: Reflexiones sobre la jornada electoral

El último ejercicio de parlamento abierto que recuerdo fue el de reducción de la jornada laboral a 40 horas y dónde la influencia de les empresaries, se impuso sobre los derechos al descanso de les trabajadores.

Aunque no niego que el Poder Judicial Federal requiere una reforma profunda, me opongo totalmente a que seamos la ciudadanía quienes elijamos a jueces, magistrades y ministres, porque eso cambiaría profundamente la manera en que actualmente operan. Elles no tendrían porque ganarse la simpatía de la población a través de campañas y promesas, sino con sus sentencias y acciones que tengan el impacto ideal para garantizar nuestros derechos. Y si algo hemos aprendido de los ejercicios de representación popular es que con tal de ganarse un voto prometen hasta bajar la luna y luego, llegando al poder esto se olvida.

Hay otra cosa que ha pasado muy al margen y que me parece vital si queremos crear un México más justo, con menos impunidad y corrupción y es la reforma a los poderes judiciales locales. A diferencia del poder judicial federal, los poderes judiciales estatales sí tienen una injerencia diaria y directa en las vidas de las personas, porque son quienes día a día resuelven los problemas familiares, civiles y penales que vivimos.  Por ejemplo: los juicios de divorcio, custodia, pensiones, violencia de género, sucesiones, los hechos de violencia sexual, robos, asaltos, usted diga y es muy probable que quien tenga que resolverlo es el Poder Judicial Estatal y no el federal.  Es en los espacios locales donde más dinámicas de nepotismo, corrupción e impunidad se da y creo que muchas personas no están muy conscientes que la reforma federal no impactará a estos sistemas de justicia estatal que necesitamos urgentemente que se transformen porque sus deficiencias están costando vidas, familias, estabilidad económica, entre otras cosas, que dejan a las personas vulnerables frente al estado y ¿saben quiénes a veces terminan trayendo un poco de justicia?

Les jueces federales.

Mucho que reflexionar y desear que sea lo que suceda sea por el bien de todes.

Mostrar más

Ninde MolRe

Ninde MolRe es lesbiana, abortera, feminista, acompañante, abogada y activista hidalguense.