La economía en los primeros meses del 2021

No hay cosas gratis



No le fue bien a la economía mexicana durante el primer trimestre del año, si bien se sigue recuperando, la recuperación es muy lenta y está causando estragos en los hogares.

No hay que olvidar que hemos tenido dos años malos, dos años de decrecimiento económico, la economía en 2019 cayó .1% y en 2020 cayó 8.3%. En 2020 se dio la mayor caída del PIB en casi 90 años y si bien una caída era inevitable debido a la pandemia, también es cierto que el PIB pudo haber caído menos si el gobierno hubiese tomado buenas decisiones.

Tres malas decisiones económicas que tomó el gobierno durante la pandemia, la primera es no haber querido ayudar a las personas durante el confinamiento, esta decisión tuvo un efecto doble, aumentó el número de contagios (y el número de muertes) y debido a esto los efectos negativos sobre la economía fueron mayores, un estudio reciente de la UNAM nos muestra que el 94% de las personas que murieron por Covid-19 eran personas que no pudieron quedarse en casa debido a su precaria condición económica.

Otra mala decisión fue no haber querido ayudar a las empresas, ya no dándoles dinero, por lo menos esperaba que no se los quitaran, las empresas que han logrado sobrevivir no sólo se han enfrentado a un escenario de menores ventas, sino que además tienen que cubrir sus obligaciones fiscales y de seguridad social, la destrucción de capital ha sido tremenda. Y por último, el gobierno ha minado la confianza de los inversionistas lo que provoca que inviertan menos y sin inversión no hay crecimiento.

Fue así que el PIB en el primer trimestre del 2021 creció .4% respecto al último trimestre de 2020 y sigue estando en negativo (-2.9%) si se hace la comparación anual. Al mismo tiempo estamos batallando con una inflación alta que en el último mes ha estado muy por encima del objetivo, si se compara la primera quincena de mayo del 2020 con la del 2021 tenemos que el precio de los energéticos se han elevado, la gasolina es 31% más cara, el gas 32% más caro y la electricidad 4.5% más cara. No sólo no tenemos suficiente dinero sino que además podemos comprar menos.

Las cifras de empleo tampoco son muy alentadoras, al finalizar abril quedaban por recuperar 543 mil empleos formales para rescatar los empleos formales perdidos por la pandemia, el problema es que en abril apenas se pudieron crear 44 mil, a este paso podríamos finalizar el año sin recuperarlos.

Al primer trimestre del 2021 había 2.1 millones de personas desempleadas más que en el mismo periodo del 2020 (7 de cada 10 son mujeres) y hay 8.4 millones de personas que están disponibles para trabajar, pero o que están desempleadas, subempleadas o de plano ya ni hacen el intento de buscar porque piensan que nadie les va a dar un empleo.

Pero lo más terrible está en la pobreza, el Coneval informó que en el primer trimestre del 2021 la pobreza laboral (porcentaje de la población que no puede adquirir una canasta alimentaria con lo que recibe por trabajar) aumentó 3.8%, estamos hablando de alrededor de 4.7 millones de pobres laborales más que en el mismo periodo del 2020. De un año a otro también somos un país más desigual, el coeficiente Gini pasó de .490 a .512. La Cepal informó que, según sus cálculos, México es el país de Latinoamérica en donde más creció la pobreza extrema, sus cifras arrojan que la pandemia ha dejado en México alrededor de 10 millones de nuevos pobres extremos, si esto es así, casi 1 de cada 5 mexicanos es hoy pobre extremo, recordemos que la pobreza extrema es la que literalmente mata de hambre.

Este es el escenario económico en el México de hoy. México hoy crece muy lento y poco, tiene una carencia de empleo enorme y es un país más pobre y más desigual. No hay otros datos, son estos.

César O. González

Apasionado de la economía y la toma de decisiones. Siempre a favor de la libertad y la responsabilidad individual. Aquí se cree en la evidencia, no importa que tan difícil de creer sea algo, lo creeré si hay evidencia que lo soporte