Tizayuca, mal gobierno

Agujeros Negros

Al vaso sólo le faltaba una gota que lo derramara y este fue el desalojo de un puesto de barbacoa el domingo, para que se tomará con pretexto a la tensión social que llegó a un punto climático con la agresión a los transportistas de Tizayuca que dejó a un operador muerto y otro herido por el grupo delincuencial Hijos del Diablo (HDD) que buscaba imponer cuotas al sector.

Susana Araceli Ángeles Quezada apareció en la escena política luego de tener un par de cargos menores en los gobierno municipal y estatal además de un breve paso por una empresa con sede en Estados Unidos, como candidata a diputada local en 2018 impulsada por Andrés Caballero Zerón, para luego buscar la presidencia municipal, ante el severo desgaste de los grupos priistas locales.

Te recomendamos: Marisol López, operación porril

Su gobierno prometía, pero conforme avanzó la administración municipal mostró severas deficiencias en los servicios y la inseguridad registró importante crecimiento y la percepción de ingobernabilidad por parte de la población ha ido en aumento, no sólo por la extorsión a transportistas, los delitos del fueron común aumentaron y la violencia en sus diferentes manifestaciones también.

Las cifras oficiales señalan que en el primer semestre del año se registraron 132 homicidios dolosos en el estado y Tizayuca es “líder” en este rubro con 17; además las amenazas a transportistas descubrieron los desacuerdos de la alcaldesa con el secretario de Seguridad Pública Salvador Cruz Neri para establecer el Mando Único Coordinado y nombrar a un titular en Seguridad Pública Municipal consensuado.

Puedes leer: Ixmiquilpan, tropezones y viajes

A decir de representantes sociales Ángeles Quezada está preocupada por su ascenso político no por ejercer un buen gobierno, así mientras disfrutaba de las cálidas playas de Acapulco, comerciantes, ejidatarios y transportistas tomaban en protesta instalaciones municipales, lo que no le preocupa porque a su círculo asegura que, si es Claudia, por lo menos será candidata a diputada federal.

En los preparativos de ese escenario tiene lista a su terna de sucesores para el 2024: su esposo Jorge Martínez Ángeles, su primera regidora Gretchel Atilano y a su hermana Adriana Ángeles Quezada, mientras el malestar ciudadano crece y parece que nada lo va a frenar y viene una etapa de inestabilidad social que amenaza agravar el clima de ingobernabilidad. 

Mostrar más