Retos del porvenir

El camino y el caminante



Nuestra existencia transcurre en un presente continuo, atrapados en el aquí y ahora, en el este espacio y tiempo concreto; viviendo un presente-futuro, imaginamos algunas posibilidades del porvenir, mismas que pueden generarnos placer o displacer, temor o esperanza, incertidumbre o ganas de cogernos de un clavo ardiendo con tal de experimentar algo sólido, un atisbo de certidumbre. Como grupo social experimentamos algo parecido con respecto a los retos y problemas que nos son comunes. Algunas de las cosas que imaginamos en lo individual o en lo colectivo solemos concretarlas, construirlas, darles vida, otras se quedan en el olvido o en el terreno de la fantasía. En el mundo infinito de las posibilidades, muy pocas convertimos en realidad, más esto no descarta que seguimos siendo posibilidad. 

En el Estado de Hidalgo, donde radico, en 8 meses estaremos eligiendo gobernadora o gobernador, renovaremos al titular del ejecutivo estatal y con ello estaremos decidiendo una parte de como será en los siguientes seis años nuestra vida en común. 

También lee: ¿Y tú qué estás haciendo?

Nuestro Estado tiene una población de 3,082,841 habitantes, de los cuales el 48.1% son varones y el 51.9 mujeres; el 45% de la población vive en rurales, el 50.8 5 vive en condiciones de pobreza y el 8.1% vive en condiciones de pobreza extrema. Los datos anteriores son extraídos de fuentes oficiales, cifras frías que no impiden que podamos imaginar el rostro de cada existente envuelto en una vida de carencias materiales de todo tipo, así como conocer sus sueños, sus deseos, sus más profundos anhelos, sus ganas de tener una mejor expectativa para su vida concreta y la de aquellos que aman. 

Un cambio en el gobierno nos invita a analizar lo que juntos hemos logrado y lo que podemos alcanzar, decidir que queremos conservar y que debemos rechazar, manifestarnos por que se mantenga el mismo rumbo o buscar caminos nuevos que nos permitan intentar resultados no solo diferentes sino más positivos para todos. 

Diferentes estudios de opinión a los que he tenido acceso, muestran que un porcentaje mayoritario de los ciudadanos quieren un cambio en el fondo y en la forma de gobernar, prefieren que un partido político diferente al que hoy gobierna tome el poder ejecutivo, todo presagia que en hidalgo se vivirá una transición político-electoral. 

Quien encabece el próximo gobierno estatal debe de estar plenamente consciente del enorme reto que tendrá en sus manos, que los problemas son muchos y algunos muy graves y los recursos materiales para enfrentarlos son pocos. Los ciudadanos demandan principalmente atención en el área de salud, el fomento económico y la oferta de empleo, la seguridad publica y la solución a añejos problemas de infraestructura básica. 

Checa: Campañas para elegir Gobernador en Hidalgo iniciará en abril de 2022

Aunque el proceso legal inicia el 15 de diciembre, los aspirantes que ya comienzan a moverse y a mostrarse, deben ir trabajando propuestas muy concretas que incluyan a todos los sectores de la población, construir un mensaje concreto para los niños y jóvenes estudiantes, campesinos, personas con discapacidad, mujeres jefas de familia, deportistas, comunidad cultural, grupos indígenas, adultos mayores, mujeres, diversas minorías. Lo mejor, para mí, sería que se diera un espacio contundente para la democracia y el presupuesto participativo, que las propuestas y algunas posibles soluciones se construyan desde las distintas comunidades. 

Observo que la lista de posibles aspirantes comienza a multiplicarse, algunos tienen los méritos, la experiencia, la madurez emocional, el prestigio y reputación personal para aspirar legítimamente al cargo de Gobernador, otros más, la mayoría, su deseo solo obedece a su inflado ego ya que en su mundo vivido no hay huellas de lo que dicen poder aportar, y claro, no faltarán los payasos políticos que solo aspiran a ser el hazme reír de los ciudadanos más adustos.  

Natividad Castrejón

Mi profesión, la terapia y la educación; mi afición, la literatura; mi pasión, la política; me encanta el bosque y amo correr.

Un comentario