Pachuqueños no saben usar glorietas: Revolución Urbana

El desconocimiento de cómo usar los vehículos de manera segura y eficiente aunado a una falta de exámenes para otorgar las licencias de conducir, genera una situación que pone en riesgo tanto a automovilistas como a peatones por el mal uso que se da a las carreteras, expuso Luis Licona representante del colectivo Revolución Urbana.

El activista expuso que la falta de exámenes rigurosos permite que las personas operen máquinas de varias toneladas sin tener que comprobar que están capacitados para ello.

Además su desconocimiento se ve reflejado en cómo los automovilistas usan las vialidades, principalmente las glorietas.

Por ello hizo un llamado a las autoridades para revisar los mecanismos para otorgar licencias, implementando controles de evaluación rigurosos para que los futuros automovilistas conozcan y entiendan las reglas de tránsito, antes de subirse a las unidades.

“México está atrasado en materia de seguridad vial, pues ni siquiera está aprobada una Ley General de Movilidad y Seguridad Vial que permita la creación de una normativa técnica nacional que regule estos temas y permita controles más efectivos”,

expuso.

De la misma manera, ejemplificó con países como Rusia en donde para obtener el permiso de conducir es necesario acreditar un curso teórico de 150 horas y acumular no menos de 56 horas de manejo con un instructor certificado, al igual que en Hungría o Dinamarca donde también es necesario completar un curso de primeros auxilios.

De acuerdo con la Ley de Transito y Seguridad Vial del Estado, los requisitos generales para obtener y renovar el permiso de conducir son tener dieciséis años cumplidos al momento de la solicitud, saber leer y escribir, elaborar solicitud acompañándola de los documentos requeridos.

Además, establece necesario acreditar a través de los exámenes y prácticas que se fijen, la capacidad indispensable para manejar los vehículos de que se trate, tener las condiciones psicomotrices, de agudeza visual y salud mental necesarias para conducir vehículos motorizados, y tener conocimientos generales los señalamientos viales establecidos para el control del tránsito en la vía pública.

Luis Licona consideró que una falta de capacitación generalizada es consecuencia de los incidentes viales y señaló como ejemplo la glorieta ubicada en la intersección del bulevar G. Bonfil con Camino Real de la Plata donde no sólo se pone en riesgo a los automovilistas, sino también a los ciclistas o peatones, pues dijo, todos creen tener derecho de paso sobre los demás.

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.