Otras vacaciones de verano en medio de la pandemia

Apuntes



Uno de los periodos vacacionales escolares más largos del año es el de verano y por segundo año consecutivo se ve eclipsado por la pandemia, es importantísimo tener periodos de descanso académico, ya que ayudan a prevenir estrés u otras patologías relacionadas, recuperar energía, motivación y en general suelen incrementar el rendimiento escolar ya que se entiende que hubo una pausa.

Después de año y medio de confinamiento escolar, las vacaciones representan un oasis de descanso en medio de la pandemia, por lo menos en ese rubro, sin embargo la carga emocional se va haciendo más pesada al limitarse la movilidad en este periodo porque sin duda el lugar más seguro para ocultarse de la COVID-19 sigue siendo la casa.

En medio de la pandemia, las vacaciones no son vacaciones en el amplio sentido de la expresión, las formas de disfrutarlas han cambiado radicalmente y debemos afrontar esta nueva realidad, y es que con la aparición de la variante Delta que afecta a los menores de edad de manera más severa que otras variedades de COVID, los riesgos han incrementado en grandes cantidades para este sector.

Pero las realidades son muchas, mientras unos piensan en salir o ya han vacacionado, cerca o lejos, tomando su auto o un avión, otros están concentrados en no perder su empleo o que no se cierren sus fuentes de trabajo y desafortunadamente otros más están luchando contra el virus y contra la muerte.

Para los estudiantes, este periodo representa la posibilidad de disfrutar horarios más flexibles y relajados y la ausencia de la práctica escolar reducen el estrés y la ansiedad, el cambiar de ambiente y rutinas incrementa la creatividad, las vacaciones siempre serán sumamente importantes para la salud integral del estudiante y este último año donde han estado sometidos a cambios tan drásticos como haber perdido su ambiente escolar y estar estudiando desde casa o quienes han experimentado sentimientos como miedo, frustración, dolor y mucho más por la pandemia, es determinante que las vacaciones sean para ellos una corriente de aire fresco que les proporcione un hondo respiro.  

Es complejo realizar recomendaciones para pasar las vacaciones en casa ya que las circunstancias y condiciones son abismalmente diversas, pero puede ayudar a que tu estancia sea más entretenida y divertida por ejemplo aprender algo que te gusta por internet (las opciones se han incrementado y diversificado a raíz de la pandemia); dormir solo lo necesario; preparar recetas especiales; ordenar cajones, alacena, ropero o algo que hayas dejado pendiente; disfrutar de la lectura; ponerte al día con tus series o películas favoritas; el esparcimiento y relajación son determinantes; el dilema de estudiar o no en vacaciones es muy antiguo y tiene que ver entre otros factores con el interés del alumno y las expectativas y posibilidades de los padres.

La naturaleza aporta mucha energía, una buena opción es disfrutar de esos lugares cercanos para caminar, pasear a tu perro, dar una vuelta en bicicleta o ejercitarte, siempre manteniendo las medidas de seguridad sanitaria.

También estas vacaciones nos pueden ayudar a replantear nuestro desempeño escolar y vislumbrar un nuevo ciclo que, por lo que vemos, iniciará de manera no presencial hasta que las autoridades educativas y en materia de salud dicten lo contrario, la resiliencia es una habilidad que debemos desarrollar o poner en práctica y seguro nos traerá muchos beneficios en esta difícil época de pandemia.