No se entregó Programa Alimentario a pesar de las pandemia: UNTA





El Gobierno de Hidalgo se mantiene sin entregar el Programa Alimentario Hidalgo te nutre a pesar de que a pandemia, señaló Martha López Ríos, dirigente estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas en Hidalgo (UNTA).

En entrevista a su salida de la mesa de trabajo con la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, destacó que la manifestación llevada a cabo este martes en distintas dependencias, se debió a que la falta de cumplimiento de obras de infraestructura básica y apoyos para el campo por parte del gobierno estatal a quien el Congreso Local le etiquetó ya recursos.

“A la Secretaría de Desarrollo Social estatal le estamos demandando que desde el año pasado peleamos que desde el Congreso del estado de le etiquetaran recursos para el Programa Alimentario y se destinado 200 millones de pesos, de los cuales no se ha informado cómo se aplicó el programa ni en qué se gastó”, cuestionó la dirigente frente a los militantes que acudieron ayer las instalaciones del Sector Minero y posteriormente a la Secretaría de Economía estatal, ubicada en la zona de mayor plusvalía capitalina.

Sigue leyendo: Programas asistenciales no han abatido la pobreza: Erika Rodríguez

De acuerdo con López Ríos, del censo levantado para detectar a las familias en pobreza y pobreza extrema a quienes se les apoyaría con el programa estatal, de su organización se contabilizaron 15 mil hogares, pero de estos ninguno fue atendido. Y añadió que entre la población considerada están madres solteras, adultos mayores, así como niños, niñas y adolescentes con desnutrición.

La primera y única ocasión en que se entregaron paquetes alimentarios fue dos años atrás como parte de las acciones para atender las afectaciones por la pandemia, pero no se volvió a reactivar. Sin embargo, hay que destacar que no llegó a todos los sectores que lo requirieron.

Para López Ríos es inaceptable que el Gobierno de Hidalgo argumente que todos los recursos destinados a los programas se fueron para la atención de la salud, pues “cuando vamos a las clínicas y hospitales no hay atención ni medicamentos. Es una mentira que se redestinaron estos recursos”, dijo la líder.

A la par que describió que estos programas sociales tienen reglas de operación, que los interesados los solicitaron con base en los lineamientos, pero no hay atención. Y acuso “este gobierno aprovechó la pandemia para no atender nada y a nadie, cuando por la pandemia la atención tendría que estar enfocada en la salud, alimentación y autoempleo”.

El programa fue diseñado para atender una necesidad de la población, con reglas para el acceso pero lo que se entregó no corresponde con lo señalado, consideró la dirigente de la UNTA.

El programa alimentario consta de una despensa que permite a las familias tener el acceso básico a los productos de la canasta básica y se plantea para toda la entidad en zonas rurales y urbanas marginadas. Según las reglas de operación el monto máximos para la dotación nutricional son: hasta por $485.03 pesos cada paquete.

Lo que contiene cada paquete:

a) Cereales: Arroz, avena, harina de maíz, pasta para sopa y barra de amaranto.
b) Alimentos de origen animal: Atún en aceite y leche líquida entera.
c) Leguminosas: Frijol negro, lenteja y garbanzos.
d) Aceites: Aceite vegetal.
e) Otros: Sal de mesa y azúcar estándar.