Molestia y enojo en colonias de Pachuca por falta de agua

La temporada de estiaje está causando enojo y desesperación en vecinos de varios sectores de Pachuca y su zona metropolitana, ya que el servicio de abasto de agua potable es muy irregular, no llega con presión, o de plano no cae nada.

Colonias de Pachuca y Mineral de la Reforma como Parque de Poblamiento, Piracantos, Renacimiento, La Providencia, San Luis, Pitahayas, Cedros, Plutarco, Santa Julia, Venta Prieta, incluso colonias como Periodistas y el Centro han resentido la falta del servicio durante esta temporada.

Más acentuado es el problema en el norponiente de Pachuca, donde una de las vecinas de Parque de Poblamiento indicó que en esta colonia ha faltado mucho el agua, pues en ocasiones sólo cae dos días a la semana, pero además, el agua llega con poca fuerza y no alcanza a subir a los tinacos, por lo cual deben recolectarla.

Una vecina del Fraccionamiento Cedros, despotricó contra el mal servicio de Caasim, porque hubo una semana donde no les cayó nada de agua, lo cual reportó a la dependencia encargada del servicio de agua, “la reporté y nada, no nos mandaron pipas de agua porque el supervisor dijo que no era una urgencia y no autorizó que les enviaran las pipas de agua”.

Puedes leer: Habitantes protestan por falta de agua en Zapotlán de Juárez

Muy enojada, comentó que a la siguiente vez que se quedaron sin agua habló a Caasim, hasta que le dijeron que ya estaban autorizados para recibir la pipa, solo que se las enviaron casi una semana después.

En este momento el servicio de agua lo tienen tandeado cada tercer día, “no tengo agua todos los días, pero eso sí, el recibo lo cobran completo”.

Expuso que había comprado un calentador solar para ahorrar en gas, por culpa de la falta de agua que no surte Caasim, se tronaron los tubos de su calentador, los cuales le cuestan 400 pesos cada uno reponerlos, “son afectaciones que la pinche Caasim ocasiona con la falta del servicio, porque no ven más allá estos pendejos. Lo que invertí en ahorrar en gas, ahora tengo que pagarlo en reponer esos tubos”.

Comentó que cuando llega a caer el agua, cae con poca presión y solamente llega a la toma exterior, y lo mismo les ocurre a vecinos de Parque de Poblamiento y Piracantos. Cuando reclama, Caasim lo que argumenta es que están en mantenimiento, que se rompió algo o bien que un usuario movió las válvulas, lo que los dejó una semana sin agua.

Justamente recordó que en la Aquiles Serdán casi tres meses los dejaron sin agua, “Caasim no mide las cosas, uno se tiene que bañar de jicarita porque el estúpido del supervisor no considera que tenemos urgencia del servicio”.

Ante la carencia de agua, la joven mujer externó que los vecinos se tuvieron que organizar para pedir una pipa, que llega a cobrar hasta 900 pesos, pero que los piperos al llegar, no querían ayudar a subir la manguera a los tinacos, “imagínate, tú tienes que subirte, yo tengo a mi mamá con una discapacidad, entonces, ni modo que ella se vaya a subir a poner la manguera al tinaco mientras trabajo”.

Precisamente uno de sus tíos, comenta que en el Fraccionamiento Pitahayas el agua estaba llegando apenas un par de días, y ante la falta de agua, también uno de los tubos de su calentador solar se tronó. Y es que vecinos de Pitahayas comparten que llegan a tener agua el domingo o viernes.

También en Santa Julia, un taxista comparte que el reparto de agua es muy desigual, pues hay calles donde si tienen y en otras no. En La Providencia hay calles donde ya llevan casi 15 días sin agua, “el servicio está pésimo, el agua la avientan por ratos o días”, comparte Memo, uno de los vecinos de la zona.

Sigue leyendo: Limpian río Papalote en Tizayuca previo a temporada de lluvias

Indicó que el viernes se quedaron sin agua, el sábado medio cayó y medio alcanzo a subir porque no llega con mucha presión, por lo que deben subirla con un bote al tinaco y así llevan varios semanas.

“El agua debería caer cada tercer día en teoría, pero cae lunes en la mañana, se supone que viene cayendo el miércoles, pero cae hasta la noche. A veces nomas llega a la llave de la calle y hasta ahí, por lo que hay que subirla con cubetas hasta el tinaco. Y en las casas de doble piso también tiene que subirlas hasta arriba del tinaco con cubetas”, refirió.

Al igual que en Santa Julia, sucede que una calle puede llegar el agua cada 3 días, otras llevan 3 días sin agua y en otras ni siquiera les llega el agua, “lo mismo me pasaba en San Alfonso, un lado de la calle tenía agua y el otro no”.

En Piracantos también una vecina refiera que no hay agua, “nada más esta cayendo una vez a la semana y sin presión. En El Renacimiento también cae una vez a la semana, y también con poca presión, y solamente en la noche, y hay que estar cazando el agua”.

Eso sí, acusan que los cobros de Caasim llegan muy puntuales y completos, “estamos pagando mensualmente por medio servicio y eso si te cae cada tercer día, y otra es pagar sin que tengas agua, eso está más cabrón”.

Mostrar más

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón