Los otros ataques con coches bomba que conmocionaron a Hidalgo





La detonación de coches bomba para lograr la fuga de nueve reos del Cereso de Tula, Hidalgo no es el primer caso ocurrido en la entidad, estos son algunos datos de otros coches bomba que pusieron de cabeza a Hidalgo.

El 22 de enero de 2011 ocurrió también un atentado con coche bomba en Tula, Hidalgo. Ese año un coche bomba abandonado en la comunidad de El Carmen, estalló provocando la muerte de un jefe policíaco y tres elementos más resultaron heridos.

SIGUE LEYENDO: ¿Quién es José Artemio Maldonado «El Michoacano» rescatado con coches bomba de CERESO en Tula?

El automóvil portaba placas del entonces Distrito Federal y había sido reportado como abandonado, en su interior había un cuerpo sin vida. Los policías realizaron la inspección del vehículo Bora negro y al abrir la cajuela explotó.

El hecho fue atribuido a la organización criminal Los Zetas, considerada como una de las más violentas del país, a la que se le atribuyeron en ese entonces 15 muertes más ocurridas en Hidalgo.

En agosto de 2015 el gobierno federal informó de la detención en Guanajuato de Miguel Valdés Moreno, junto con Graciela Olvera Jiménez, ambos considerados parte del grupo de los 10 delincuentes más buscados en el estado de Hidalgo.

TE RECOMENDAMOS: Procurador confirma fuga de “El Michoacano” y ocho internos más; abren investigaciones

Valdés Moreno, de 36 años, era señalado como el presunto responsable de ordenar la detonación del coche bomba en Tula. Olvera Jiménez, de 50 años, fue señalada como probable responsable de escribir el mensaje colocado dentro del vehículo que estalló.

Las autoridades federales informaron entonces que Miguel Valdés Moreno era presunto encargado de un grupo delictivo en los municipios de Actopan, Ixmiquilpan, Mixquiahuala de Juárez, Tepeji del Río de Ocampo y Tula de Allende.

En tanto, Graciela Olvera Jiménez perteneció a la Policía Ministerial de Hidalgo y fue señalada probable responsable de pagar la nómina de los integrantes de esa corporación que protegían al crimen organizado.