Ixmiquilpan, seguridad bomba de tiempo

Agujeros Negros



Ligada a la familia Charrez Pedraza a través del menor de ellos, Vicente, que no logró ser ni presidente municipal ni diputado local, la presidenta municipal Araceli Beltrán Contreras no terminaba de ocupar su escritorio cuando un enfrentamiento entre delincuentes y policías municipales le generó su primera crisis de gobernabilidad al efectuar una protesta la mayoría del personal de seguridad pública.

El pretexto fue que uno de sus compañeros resultó herido, pero en realidad se opusieron a los nombramientos de Mario Bautista Pérez que ya había ocupado el cargo y Aarón Palomo, sobrino del exalcalde Pascual Charrez, como secretario y director de Seguridad Pública Municipal, respectivamente, de quienes dicen no tienen capacidad para resolver la inseguridad que afecta a este municipio que se agudizó en la pasada administración.

Estos nombramientos tenían una fuerte carga de compromiso con el grupo que la llevó a convertirse en la primera mujer que gobierna el municipio, corazón económico, político y social del Valle del Mezquital, contra quienes hay fuertes señalamientos concretamente contra sus antecesores Cipriano y Pascual de estar ligados a grupos delincuenciales que han generado violencia en la zona.

Como secreto a voces se asegura que fue Pascual Charrez quien abrió la puerta al crecimiento de la delincuencia que se vio reflejada en un par de ejecuciones en pleno día en el centro de la ciudad y que medianamente logró ser controlada por el Concejo Municipal que gobernó Ixmiquilpan los últimos diez meses, presidido por Enrique Simón, que generó estabilidad social y política en este periodo.

La protesta de los policías municipales no evitó el nombramiento provisional de Bautista Pérez y, regresaron a laborar pero su inconformidad no está resuelta y la seguridad pública se ubica de inicio como un flanco débil de la administración de Beltrán Contreras, porque el enfrentamiento del jueves 22, ya se asegura, fue un primer aviso de la delincuencia a las autoridades municipales.